Nueva York

Empire State Of Mind

En esta nota queremos recordar el momento en el que nos dimos cuenta que VIAJAR iba a ser uno de los pilares de nuestra relación.

Inicios de 2013

Llevábamos poco más de un año viviendo juntos. Supimos de una web llamada “Promos Aéreas” y la seguimos ya que estábamos planeando un viaje, aunque sin destino cierto.

2 meses después

*Suena el telefono*

  • Amor, hay pasajes a Nueva York o Miami por tres mil pesos!!
  • Queeeee?!
  • Compremos!
  • No se , te parece? (Nuestro sueldo en ese entonces era de $2.500 y ese pasaje solía valer $ 7.000)
  • Es ahora o nunca
  • Compremos!

Esa misma noche al llegar a casa nos pusimos a hacer la compra, el vértigo, el tembleque de cuerpo y la tarjeta que no pasaba. Hubo que llamar a Visa, autorizar el gasto y voilá! Teníamos pasaje a Nueva York!!!!.

El ¿problema? era el siguiente: teníamos dos escalas (2 horas en Lima y otras 8 en Colombia). Serían unas 24 horas de viaje para llegar a la Gran Manzana. Ya fue… Días después nos enteramos que el precio ridículo fue porque en la tarifa no se había cargado la tasa de combustible que representaba un 50% del boleto.

Salimos a tomar una cerveza para festejar nuestra primer #PROMOLOCA. Le contamos de este viaje a Aldana, una amiga wanderlust como nosotros, que al día siguiente nos llamó y dijo: “No lo pensé más, saqué los pasajes, nos vamos con ustedes!”

Así que de pronto allí estábamos, organizando un viaje para cuatro, buscando lugares de interés, cómo moverse en la ciudad y probando por primera vez la plataforma AIRBNB. Si hacen click acá se llevan unos dólares de regalo para su próxima reserva.

Optamos por departamento que recién había sido publicado, sin ninguna crítica o referencia. Por suerte no nos equivocamos. Stephanie fue nuestra primer host, siempre muy atenta y practicaba su español con nosotros. ¿El depto? Quedaba a una cuadra del Flatiron Building, era UN SUEÑO.

 

5 meses después

¿Que decirles? Nueva York nos voló la cabeza. La primera vez en el Times Square éramos como los Amish de TLC. Las calles parecían musicalizadas, la gente cool, las tiendas, la contaminación consumista… POR FAVOR QUE LOCURA!

La verdad fue un viaje hermoso donde conocimos un poquito de cada cosa: caminamos por el Central Park, comimos pastrami en Katz’s, cruzamos el puente de Brooklyn, visitamos el 9/11 Memorial, paseamos por el High Line, probamos los cupcakes de Sex and the City en Magnolia Bakery y los cannolis que hace Buddy en la Pastelería de Carlo´s. Navegamos a Staten Island, estuvimos en el Bronx, en SoHo, en Brooklyn y metimos las patas en el mar en Coney Island. HICIMOS TODO LO QUE NOS DIERON LAS PIERNAS EN UNA SEMANA. Salíamos a las 9 de la mañana y volvíamos de madrugada.

  

Como anécdota les dejamos esto que le pasó a Vicky una noche que fuimos al deli de la vuelta de “casa” a comprar una ensalada.

– “Lettuce, tomato, avocado, egg, onion… – le indicaba al vendedor- emmm, emmm, emmm…. Amor, como carajo se decía aceituna?!”

– “Argentina? Yo soy de San Juan“, dijo el señor que la atendía y que había vivido en ¡Morón! antes de emigrar a Estado unidos.

5 años después

¡En un mes volvemos a Nueva York! Esta será nuestra tercer visita a una de las mejores ciudades que hayamos conocido. Así que si quieren estar atentos a lo que se viene los invitamos a seguirnos en las redes:

Viajar a través de quienes amamos,también es viajar ✈

1 comentario en “Empire State Of Mind”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s